viernes, 20 de octubre de 2017
inicio
 
LD T. Ordinario ...

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
El Señor nunca nos obliga, nos invita con amor y deja que nuestra libertad sea capaz y feliz de seguir libremente el camino de la verdad.
Fr. Imanol Larrínaga, OAR - 26/09/2017

Creer en la bondad del Señor es algo así como sentir en nuestro interior que nunca estamos solos, que la vida no es solo pasar por un tiempo y vivir sin ilusión. El amor de Dios es un misterio y llega a nosotros como una bendición continua.

         El evangelista presenta tres parábolas que expresan el rechazo de Israel. La primera de ella, la que escuchamos hoy, es una escena familiar: el padre que pide y un hijo que responde “no quiero”, pero luego reflexiona, se arrepiente y cumple; el segundo hijo que no es capaz de decir “no” y que no quiere luego cumplir. Es bueno que nosotros, antes de seguir la parábola, examinenos nuestra vida: ¿cuál es el sentido de nuestra fe en este momento de la vida? Hagamos un examen de conciencia y analicemos si  nuestras respuestas a Dios son sinceras y consecuentes  o somos personas que nos creemos cristianos y, a la hora de la verdad, nos justificamos de cualquier manera. La parábola destaca la necesidad de cumplir la voluntad de Dios, representado en el padre. No basta con las buenas palabras: “voy, señor”, cargadas en definitiva de hipócrita apariencia; lo importante es cumplir la voluntad del padre.      

         Por encima de todo, la misericordia de Dios es eterna. Esa es la realidad total en la que debe descansar nuestro corazón y estar siempre dispuesto a escuchar la voluntad de Dios. Necesitamos juzgar nuestra actitud ante Dios y, a la par del hijo que al final hace la voluntad del padre, deducir que debemos en todo momento ser humildes y tener en  cuenta que si uno se recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá. Meditando el evangelio se deduce que los judíos, que honran a Dios con los labios pero su corazón está lejos de Él (recordemos a Isaías 29,13 y Mateo 15,8), son suplantados por un pueblo que produce fruto a su debido tiempo (21, 41). Analizando bien el texto, no podemos olvidar el paralelismo tácito entre Jesús y Juan Bautista, ya que la situación descrita en la parábola de los dos hijos estaba presente en tiempo de Juan. Juan vino por el camino de la justicia, pero los jefes del pueblo, que son ahora los adverarios de Jesús, no escucharon su llamamiento a la conversión. En cambio, los recaudadores de impuestos y las prostitutas creyeron en él y por eso llegan antes que ellos al reino de Dios (v.31).

            Está claro que nosotros debemos definirnos y manifestarnos en la verdad para seguir el ejemplo de Cristo. Él nos da la misión de anunciar el evangelio, nos da su autoridad y continuamente nos sostiene en la esperanza. Además, la fe en Cristo y la unión con él es el vínculo que nos une a la Iglesia. Pero, tal como nos plantea el apóstol, se nos exhorta a vivir en concordia y humildad, estar animados por un mismo amor, vivir unánimes y tener sentido de sentimiento. Esta es la síntesis de la concordia en la comunidad de la Iglesia.

         Es lógico que nosotros debemos centrar la atención en el amor de Dios que nos llama a entrar en su viña y, a la vez, es necesario llegar a Él y que nos enseñe primero el camino. Porque, aunque nos parezca una cosa extraña, necesitamos analizar en qué actitud nos acercamos y cómo somos capaces de vivir en la ternura y misericordia de Dios. Él orienta y guía y recompensa nuestra conducta para que sea humilde, y nos sugiere un coportamiento que exprese la cercanía de Dios, que seamos fiel a Él y que expresemos  una verdadera alegría.

RESPUESTA desde NUESTRA REALIDAD   

         El profeta Ezequiel dice: ¿no es vuestro proceder el que es injusto? Es una pregunta que tantas veces debemos plantearnos para no culpar de nada al Señor: El es bueno y recto y enseña el camino a los pecadores. Para nosotros, escuchar al Señor es la verdadera felicidad, sabemos en Quién podemos confiar y cómo, con su gracia, nuestras personas pueden caminar en la fe. Si nos vemos a nosotros ¿qué descubrimos? Ojala que nuestras personas, leyendo despacio el evangelio, seamos capaces de descubrir que Jesús considera entre sus discípulos a los que son publicanos y pecadores que han creído en Él y en su evangelio. De hecho, el verdadero cristiano no debe medirse por las buenas formas, las apariencias y las palabras, sino por las obras.

ORACION

            Oh Dios, que manifiestas tu poder sobre todo con el perdón y la misericordia, aumenta en nosotros tu gracia, para que, aspirando a tus promesas, nos hagas participar de los bienes del cielo. P. J. N. S.

PENSAMIENTO AGUSTINIANO

            ¡Ea, hermanos! Volveos a vuestro interior, examinaos, interrogaos, respondeos la verdad y juzgaos sin consideración hacia vuestra persona, emitid una justa sentencia. Eres cristiano, frecuentas la iglesia, escuchas las palabras de Dios y te emocionas de alegría con su lectura…Ve lo que te propongo, examínate al respecto, estáte pendiente de ello, sube al tribunal de la mente, ponte en presencia de ti mismo, y júzgate; y si encuentras que eres un malvado, corrígete. (san Agustín en Sermón 178, 6-7).

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

© Gestor de contenidos HagaClic